Novedades

Fabricantes

JIGGING Hay 146 productos.

Subcategorías

  • Slow Jigging

    El Slow Jigging es una variante del Jigging tradicional, con esta técnica más moderna se consigue trabajar los señuelos de forma más lenta consiguiendo mejores resultados y con menos esfuerzo por nuestra parte. El Slow Jigging se practica desde embarcación y consiste en dejar caer un Jig hasta el fondo, momento que empezaremos a recoger dando una vuelta de manivela y paramos un segundo y seguimos con otra vuelta y otra parada, seguimos así hasta llegar a medias aguas y si no se produce la picada vuelta a empezar!

por página
Mostrando 1 - 15 de 146 items
Mostrando 1 - 15 de 146 items
JIGGING

¿Quieres empezar con la modalidad de pesca de jigging? En Megapesca2 te lo ponemos fácil ofreciendo el mejor precio en material de pesca de jigging y un completo catálogo en el que encontrarás las mejores cañas y carretes de jigging. Esta modalidad de pesca en pleno auge cada vez más practicada por pescadores en barco o en kayak es una pesca muy divertida y dinámica, pero exige estar en cierta forma física.

Con el jigging o también llamada pesca vertical puedes llegar a capturar gran variedad de especies, así que seguro que no te arrepentirás. Si tienes dudas antes de comprar tu caña o carrete de jigging ponte en contacto con nosotros para que podamos asesorarte de forma correcta. A continuación te daremos algunos consejos acerca del material y de cómo pescar a jigging.

 

¿Qué es el jigging o pesca vertical?

Se trata de una modalidad de pesca en la que el señuelo se arroja libremente hasta el fondo y se recupera paulatinamente recogiendo la línea y con los movimientos característicos de esta técnica con la caña. Con el jigging simulamos los movimientos que haría un pez pequeño cuando se mueve hacia la superficie y esta será la forma de capturar especies más grandes características de la pesca vertical. Se trata de una modalidad que exige cambiar de forma constante los señuelos de jigging, y probar dependiendo de la zona y las capturas que tratamos de pescar.

El nombre de esta modalidad de pesca, jigging, viene de jig. Este consiste en un señuelo plomado con forma de pez y provisto de potentes anzuelos pensado para recrear ese movimiento vertical que haría un pez herido o un pequeño pez anteriormente comentado. Para conocer los orígenes de esta modalidad debemos transportarnos en Japón y la Polinesia hace cientos de años, se trata de una técnica muy antigua que llega a practicarse desde los 25 metros hasta los 300.

Existen dos tipos de jigs, los jigs blandos disponen de un cabeza plomada y un anzuelo simple con un cuerpo de silicona, proporcionan así un movimiento muy real y son altamente efectivos para capturas que tienden a comer lentamente. Los jigs duros son parecidos a las hojas de cuchillo, y a diferencia bajan hasta el fondo con mucha rapidez y son más efectivos para pescar a profundidad.

 

Material para pescar a jigging

El material para pescar a jigging es considerado ligero, a pesar de que las capturas pueden ser grandes necesitamos una acción ligera en la caña y completamente parabólica que transmita toda la sensibilidad y movimientos correctos.

 

Cañas para pescar a jigging

Las cañas de jigging oscilan entre los 1,75 y 2,40 metros de longitud. Una de las longitudes más utilizadas para la pesca de jigging es de 2,10 metros. La acción de la caña de jigging debe rondar entre los 150 y 250 gramos, dependiendo de la zona, profundidad a la que pescamos y las capturas que se pretenden pescar. Se suele pescar con cañas de gatillo para carretes de bobina giratoria y con anillas invertidas o montadas en espiral, pero también hay cañas para usar con carretes de bobina fija y montaje tradicional.

Los movimientos con la caña para la pesca de altura deben ser lentos y bombeados, con una caída suave. Evitaremos movimientos bruscos y para ello es necesario un equipo ligero pero potente, que hará que suframos un poco durante los primeros metros pero nos hará disfrutar a medida que se acerque la captura.

Carretes para pesca a jigging

Lo habitual en esta modalidad de pesca es utilizar carretes con bobina giratoria. Los carretes de jigging se caracterizan por ser ligeros y de tamaño reducido.

No te preocupes por ello, utilizan materiales resistentes que permitirán incluso subir capturas de más de 10 kilos.

Las líneas para la pesca a jigging rondan entre los 0,28 y 0,36mm de grosor, será suficiente para la mayoría de capturas.