LLAMPUGA, EL PRECIOSO TORPEDO MARINO

COMPARTIR

Siento la necesidad de compartir con vosotros lo vivido ayer después de lo sucedido en una jornada de pesca en kayak doble, la cual en un principio iba a ser de lo más normal o incluso regular por el molesto aire con el que empezamos la mañana. Pero sobre las 13:00h el tiempo mejoro notablemente, el viento era más suave y el agua estaba menos picada, por tanto la deriva era menor y decidimos alejarnos de la costa buscando más profundidad unos 40m. Hasta el momento solo se estaban dando jureles, caballas, besugos, chuclas, parguillos, etc… piezas que no superaban el medio kilo y muchas de ellas las soltamos por su pequeño tamaño. Cuando de repente y por el rabillo del ojo veo por estribor (derecha) a un par de metros de la superficie un reflejo moverse, cuando giro la cabeza veo un pez enorme de más de un metro de longitud que no distingo ver con claridad de que animal se trataba y con sigilo le digo a mi compañero:  Jesús, Jesús! Mira eso!llampuga bajo el agua

En ese momento estaba tentando a los jureles que nos estaban entrando a 2 o 3 metros del fondo a los sabikis o plumillas y en el extremo del aparejo tenía montado un Jig Yokozuna Buki de 60grs color azul tipo boquerón o sardinilla, nervioso subo rápidamente el Jig a la altura del misterioso pez, cuando sin pensárselo mucho la bestia le entro a saco y empezó a sonar la música celestial que más nos gusta a los pescadores deportivos, la chicharra del freno del carrete! Pero la alegría duro poco, apenas unos 4 – 5 segundos cuando noto que el animal se ha soltado. En fin, sigo pescando y mientras tanto lamentando la perdida… 🙁

Un rato después mi amigo Jesús acaba de subir un pez araña a la superficie y sin tiempo a reaccionar la bestia aparece a toda velocidad robando a mi compañero su captura casi de las manos, el cual se lleva el pez y rompe el aparejo del que todavía prendía la araña, suerte que no se llevo también la caña de pescar, nos quedamos estupefactos!llampuga 2

Una media hora después el gran animal entra de nuevo a la acción, lo veo dar continuas vueltas alrededor del kayak guardándonos una distancia prudencial de unos 7 u 8 metros, llegamos a pensar por un momento que podía tratarse de algún tipo de escualo, pintarroja, cazón, etc… Otra vez lo intento con el Jig y esta vez se percato del engaño y no lo quiso, seguro que aún recordaba el susto que le provocó hacía un rato el pequeño Jig. Tanto mi compañero Jesús como un servidor montamos unos vinilos de cabeza plomada Hart Absolut Soft Shad de 120mm y 50grs el mío color naranja y el de Jesús color blanco, empezamos a darle vida a su altura y se acerco un par de veces con dudas, pero nada… En ese momento sin perder el tiempo e improvisando quito el señuelo de vinilo y directamente a la línea principal de mi carrete, que tiene montado un nailon del 0,40mm le ato un anzuelo triple reforzado 4X Asari Ocean Pro Line de tamaño nº 1 y se la engancho por detrás de la cabeza a un besugo de los que habíamos cogido anteriormente, fue caer al agua y de repente BOOM! De nuevo la chicharra del carrete deleitándonos con un concierto en directo, solo de recordarlo me pongo nervioso… 😉

En ese momento conseguimos ver a la criatura, una enorme Llampuga también conocida como Lirio o Dorado. Mantuvimos una apasionante lucha durante una media hora, con carreras impresionantes, salto incluido completamente fuera del agua; cuando conseguí acercarla al kayak, pensé ya eres mía y ella me dijo que no! 🙁 Otra vez sacaba fuerzas y conseguía alejarse unos metros de mí, así estuvimos un buen rato y por último viendo que se resistía presagiaba lo peor: Va a partir, me va a partir el nilón, por favor por favor que no lo parta… Pero al final y gracias a mi compañero de pesca que estaba preparado, en uno de sus acercamientos la agarro y pudo subirla a bordo, lo conseguimos!

No podíamos estar más contentos de conseguir semejante captura desde un kayak, precioso pez de colores verdes y dorados con reflejos azules, una auténtica preciosidad, es de los peces más bonitos que he visto (la llampuga al morir pierde sus colores y toma un color grisáceo). Dicho pez tenía una longitud de unos 130cms aproximados y en bascula dio 10 kilos justos, aunque la bascula utilizada es de las de andar por casa y no era de fiar, el pez era enorme! Un autentico torpedo marino capaz de alcanzar velocidades de más de 70 km/h.

Mi compi con la llampuga

Quiero destacar la importancia de no llevarnos a casa llampugas de poco tamaño, este pez tiene un metabolismo de crecimiento asombroso en solo 6 meses es capaz de pesar hasta un kilo y en unas 4 o 5 semanas duplicar su peso, imagínatela un poco más grande atacando tú señuelo, conseguirá ponerte los pelos de punta.

Torpedo marino!
Torpedo marino! Foto real de la captura

Sé que me va a costar un tiempo poder conseguir una captura similar, pero con esta captura tengo aliciente para muuucho tiempo. Si llevas mucho tiempo que no coges nada decente no te des por vencido, el que la persigue la consigue!

Si te ha gustado este post, déjame tus comentarios y experiencias con este magnífico pez. Hasta la próxima!  😉

COMPARTIR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.